lunes, 11 de junio de 2007

¡Larga vida a Mario Benedetti!


Oliverio - ¿Conoce a Benedetti?
Camarera - Benedetti...
Oliverio - Sí...
Camarera ¿Trabaja acá?
Oliverio ¿Usted quiere ir al paraíso? No se preocupe, las putas van a llegar primero... ¿Me da un cafecito?

(Diálogo de El Lado Oscuro del Corazón, de Eliseo Subiela)

Hoy volví a ver esa película... y comprobé que sigue siendo mi favorita. Sólo empatada con Eternal Sunshine Of a Spotless Mind, conocida en la región 4 como Eterno Resplandor de una Mente Sin Recuerdos.
En particular ese diálogo me causa tanta risa. Sobretodo porque ocurre unos minutos después de ver a Benedetti en un bar, recitándole Corazón Coraza a una puta del lugar.

Si algún día logro ser un poeta de verdad... diré que Don Mario es mi padre poético. Obviamente, como todo hijo, he intentado cometer parricidio varias veces. Se le puede tachar de cursi, de meloso, de poco comprometido socialmente. Y hay que reconocer que sus poemas políticos y sociales no son los mejores. Pero eso sí... Nadie ha escrito poemas de amor tan buenos como él. Sí, es cursi. Pero sabe serlo.

Esta semana me he acordado mucho de él...
Hace poco fui a Gandhi y encontré importado de España su nuevo libro: Canciones del Que No Canta. Lo abrí emocionado y lo comencé a hojear. Pero me detuvo la dedicatoria. Más o menos decía algo así como: "Para Luz, que ya no está, pero siempre estuvo... Por los 60 años que pasamos juntos". En ese momento me invadió una profunda tristeza. Por un instante sentí una nostalgia que me hizo comprender momentáneamente como se sintió el poeta.

¿Qué es del poeta sin su Luz? ¿Qué es la poesía sin musa? Estoy de acuerdo que hay poetas que han sobrevivido a la muerte de sus musas... como Petrarca... Pero Petrarca comenzó a escribir después de la muerte de Laura. ¿Se puede escribir después de la muerte de tu compañera de toda la vida? No lo sé... Mi más sentido pésame al maestro Mario. ¿Se imaginan cuántos poemas pudo haber inspirado ella?

En fin... Larga vida a Mario Benedetti... Que aún tengo muchas ganas de leer más cosas suyas.

3 Comentarios:

Anónimo dijo...

Tirzo, me encantó (palabrota) leerte.

Un abrazo,

Ziranda

Mao1917 dijo...

Quizás en la muerte le evoque más poesías y canciones, aunque sea triste. No tenía idea y pobre de Mario Bendetti, me pregunto que sentirá el poeta, dentro de su mente pasional y afectiva, la pérdida del baluarte que le da sustento a su obra, debe ser devastador o devastadora mente inspirativo. Tengo que comprar ese libro.

Suerte

jao dijo...

Pues yo digo que los poetas son tan convenencieros que siempre terminan inspirados así como Zeus se inspiraba con sus hijas o como Woody Allen se inspira con Johansson.